GSL | Grupo Socialista Libertario

Crítica a la OPAR entorno al tema de la reforma energética en México. (en Formato PDF)

Posted in Todo by gslweb on julio 22, 2008

Las notas críticas que presentamos a continuación en formato PDF, pretenden ser un incentivo a la reflexión y al debate fraterno, lo que no nos impide denunciar la política nacional-reformista defendida por la OPAR; esta denuncia no se hace con la intención de la “destrucción política”, si hemos decidido desarrollar y publicar estos comentarios es porque vemos la necesidad de abrir el debate que nos permita alcanzar una mayor claridad a todos.

Sabemos que el tema del petróleo en particular, y el de las empresas nacionalizadas en general, debido a la fuerte influencia que ejerce la ideología burguesa sobre los explotados, polariza el campo proletario en un falso debate entre dos alternativas capitalistas: estatización y privatización.

Con este debate no planteamos que la motivación consciente de la OPAR sea aportar confusión, lo que si decimos es que las posiciones por ellos defendidas en este par de documentos si lo hacen, de ahí la necesidad de evidenciar y combatir dicha confusión y los planteamientos que sólo sirven para reforzar la conciencia burguesa en la clase trabajadora.

Para leer y descargar el documento da clic acá: Crítica a la OPAR

GSL.

Anuncios

2 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. O.P.A.R. said, on julio 31, 2008 at 10:31 pm

    El posicionamiento de la Organización Popular Anarquista Revolucionaria de México ante los diversos debates entre los grupos y organizaciones reivindicados de intención revolucionaria (entre ellos el del revisionista GSL) titulado “Hacia una intervención clasista en el conflicto de Pemex” ya se encuentra disposición de los lectores y puede ser consultado en la dirección:

    http://opar.ideosferas.org/wp-content/uploads/2008/07/hacia-una-intervencion-clasista-en-el-conflicto-de-pemex.pdf

    ¡Arriba el Anarquismo Revolucionario!

  2. gslweb said, on agosto 30, 2008 at 5:32 am

    Frente a la defensa de las empresas estatales capitalistas por parte de la OPAR, nosotros ratificamos con nuestras consideraciones finales expuestas en nuestra crítica que el proletariado no tiene alternativa entre la falsta dicotomía burguesa nacionalización-privatización y por ello decimos a todos los que defienden a las empresas nacionales desde una pretendida posición “anticapitalista”:

    1) Que el proletariado sólo puede luchar por elevar sus condiciones de vida y defender genuinamente sus intereses inmediatos si desarrolla una lucha directa y autónoma por esos mismos intereses.

    2) La lucha por las condiciones de vida se desvía cuando toma banderas burguesas, como la defensa de la nación o de la economía nacional, aunque estas banderas se tomen como un supuesto medio para defender los intereses de clase.

    3) Defender a las empresas del Estado, argumentando que esto es necesario porque de ellas se obtienen ciertos “beneficios sociales”, es tanto como decir que hay que defender en general al conjunto de las empresas capitalistas privadas porque de ellas se obtiene un “beneficio”, nuestro salario.

    4) Cuando en nombre de mantener derechos sociales para la clase trabajadora, una organización que pretende ser revolucionaria se inclina a favor de la propiedad del Estado en contraposición a la propiedad privada tradicional, ella sólo cumple el papel de reforzar la concepción burguesa entorno al Estado, según la cual éste sería un “contrato social” entre “individuos libres” que se encarga de garantizar el “bien común” en la sociedad.

    Lejos de esa concepción burguesa propia de la escuela idealista, el revolucionario Mijaíl Bakunin (a quien la OPAR dice reivindicar) señala claramente… “El Estado es la autoridad, la dominación y el poder organizados de las clases poseedoras y que se autodenominan ilustradas, sobre las masas”.

    El fomentar, aunque sea inconscientemente, la concepción burguesa, ayuda a hacer más complicado que el conjunto de los explotados identifique al Estado como el aparato de dominación burgués al que tienen que destruir, y por el contrario, se profundiza la creencia que justo los explotadores quieren que se profundice, que las masas vean en el Estado un órgano benefactor e indispensable para la organización social.

    5) Cuando se defiende el 40% de los ingresos federales provenientes del petróleo, en nombre de los “beneficios sociales” que se obtienen de los mismos, se dejan de lado todas aquellas cuestiones reaccionarias y que sirven para mantener a toda costa el orden explotador, y que son financiadas con esos mismos ingresos, como lo son el mantenimiento y armamento cada vez más especializado de los cuerpos represivos, los salarios de la alta burocracia estatal en sus tres poderes, la financiación a los partidos, el montaje de la farsa electoral, la propaganda burguesa día, tarde y noche, etc., etc.

    Todo aquello que pueda ser entendido como “derechos sociales” (educación, salud, pensiones, etc.) no son más que una extensión del salario transformado en “servicios”, la forma de defender éstos no es a través de fortalecer al Estado, sino luchando por obtenerlos de quien sea, ya sea del propio Estado o de la empresa directamente.

    6) Ninguna organización que esté a favor de la unidad de los explotados puede llamar al proletariado a tomar lado por alguno de los dos bandos burgueses en este falso dilema, de hacerlo, se corre el peligro de aportar a la propia división de los trabajadores, los que en lugar de agruparse como clase y luchar por sus propios intereses contra el Estado-capital, quedarán separados y enfrentados en dos bandos, dos bandos además encabezados por sus propios explotadores, que sólo los utilizarán como carne de cañón.

    7) Al plantear la cuestión social en términos de “países ricos contra países pobres”, o “países saqueadores contra países saqueados”, se aporta a reforzar el nacionalismo, arma de la que se sirve la burguesía para evitar la solidaridad internacionalista del proletariado, impidiendo que éste pueda reconocerse como clase social mundial.

    ¡A desatar la lucha directa por la elevación de nuestras condiciones de vida!

    ¡Por la Actividad Autónoma de los explotados!

    Contra toda manifestación de Social-chovinismo: ¡Por el Internacionalismo Proletario!

    CONTRA EL ESTADO Y EL CAPITAL: ¡SOCIALISMO Y LIBERTAD!

    Grupo Socialista Libertario.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: